Plan de control tributario 2017

Plan de Control Tributario y Aduanero para 2017, gira entorno a la prevención, investigación y control del fraude tributario y aduanero, el control del fraude en fase recaudatoria y la colaboración entre la Agencia Tributaria y las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas, como todos los años se ha publicado recientemente su contenido en el BOE.

Para el 2017 este plan contempla una multitud de medidas y actuaciones a llevar a cabo, o a intensificar, destacamos de estas a continuación las que consideramos más habituales y relevantes.

El principal colectivo de control es el de aquellos que realizan actividades económicas, en especial sobre aquellos sectores susceptibles de mayor riesgo de fraude en IVA.

Se pretende profundizar en el análisis de la información sobre la titularidad de los sistemas de cobro a través de tarjeta de crédito para garantizar la efectiva imputación de los ingresos asociados.

Vigilancia software comercial utilizado que posibilite la ocultación de ventas.

Se contempla una especial atención a la información relacionada con el uso de efectivo, gestión de cuentas corrientes y posibles, beneficiarios de tarjetas de crédito.

Se intensificará la personación en las sedes de la actividad económica de los obligados tributarios principalmente en aquellas actividades que se desarrollen con consumidores finales.

Se revisarán sectores y modelos de negocio ya comprobados en los que no se hayan apreciado cambios en sus comportamientos.

Se controlarán los productos que se encuentran sujetos a Impuestos Especiales y se prestará atención a las ventas y entregas de los productos.

Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero.

El comercio electrónico sigue en el punto de mira. Se controlarán las operaciones de importación y se analizará los nuevos medios de pago además de colaborar con Administraciones tributarias de otros países

Profesionales a través de la detección de signos externos de riqueza incompatibles con los ingresos declarados o patrimonio existente.

En el Impuesto sobre sociedades, se procederá a verificar la aplicación de las bases negativas

En cuanto los particulares se pretende la detección de rendimientos obtenidos por ventas de productos usados y de segunda mano así como alquileres no declarados, en especial de temporada, a través de la supervisión e investigación de páginas de anuncios.